¿Sería correcto prohibir la pornografía en internet?

Video porno italiano

Hola a todos, hoy os vamos a hablar de un tema muy controvertido: sería correcto prohibir la pornografía en internet? En Italia ha habido una proposición de ley en el Parlamento sobre este tema y os aseguramos que no ha pasado desapercibida. Vamos a ver que se ha propuesto.
Oscurecimiento de cada sitio web que contiene la moralidad material porno o bien ofensivo. Penas de hasta cinco años de prisión o bien cincuenta mil euros de multa para los que publican cualquier escena de sexo explícito. Esta, la síntesis de la ley propuesta por el miembro del Senado Alessio Butti, partido Pueblo de la Libertad, en su tercer orden, y miembro del Comité para la orientación y supervisión de los servicios de radio y T.V.
Los tiempos difíciles por delante para el macho italiano insatisfechos. El proyecto de ley al Senado semejan tener pretensiones muy claras desde el título: las reglas para el correcto uso de la Internet para proteger a los niños. Un proyecto de ley no siempre y en toda circunstancia se convierten en la ley estatal y todavía cuando esto sucede por norma general pasar múltiples semanas o meses, pero teniendo en cuenta que la propuesta viene desde el archivo más grande y más influyente partido gobernante, el asunto todavía despierta interés pues invierte la relación entre las instituciones, los legisladores y el mundo de la página web.
El Decreto de Ley Butti recuerda, un poco de inspiración, las propuestas de China y USA sobre el tema, sino que va considerablemente más allá: prohibir con penas severas no solo pedofilia, a toda la pornografía, a través del establecimiento de una suerte de garante de la moral en la web. En resumen: la prohibición de múltiples Moana Pozzi y Ciccioline, en nombre de la protección de los menores. Todo esto solo mediante Internet – la puerta del antiguo santuario permanecería abierta – y no sólo en Italia: de Italia a todos los sitios en el mundo. Una ley italiana, de hecho, implica – al menos teóricamente – toda la candela de Italia, no sólo en Italia.
A saber, la prohibición de publicaciones pornográficas y promoción de pornografía on line (2 cosas, entre otras, bastante diferentes: en tanto que los dos prohíben el consumo de alcohol, tanto la publicidad de Mon Cheri Ferrero). Incapacidad para publicar abiertamente escenas eróticas, y dificultades, como en la promoción de los sitios administrados de verdad.
Esto es, en esencia, oscurecimiento de unos pocos cientos y cientos de millones de webs y regresar a esas leyes sobre la moralidad que los laicos han reducido en casi todo el Occidente.
El artículo tres es también la clave para la interpretación de la ley, en tanto que conduce a dos conclusiones posibles: o la ley – como semeja – tiene por objeto prohibir toda la pornografía, sin distinción alguna, o si es descubiertamente incorrecto y por ende peligroso ( de hecho, si la prohibición no se dirige únicamente a las publicaciones pornográficas para atraer o bien explotar menores de edad, sin salvedad ha de ser proporcionada).
¿Qué opináis? ¿Os parecería limitar las libertades personales de esta forma? No sabemos que podría pasar con los video porno italiano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *